Pendientes, collares y anillos inspirados en el joyero de Carrie Bradshaw

Pendientes, collares y anillos inspirados en el joyero de Carrie Bradshaw

sibela-blog carrie-bradshaw- sexo-en-newyork

Fue en 1998 cuando Carrie Bradshaw debutó en la pequeña pantalla. La escritora amante de los zapatos de diseño fue quien hizo que nos enamoráramos de Sexo en Nueva York. Especialmente de su fabuloso armario, lo que hizo que se convirtiera en todo un icono de estilo (algo que también sucedió con Rachel Green).

Con el regreso de la serie, hemos vuelto a recordar por qué los looks de Carrie no dejan indiferente a nadie. Y es que su colección de prendas, pero también de accesorios es un sueño para las amantes de la serie. Si algo caracteriza a la neoyorquina es su pasión por las piezas extravagantes.

De ahí que las joyas de alto impacto fueran tan características en su armario como sus amadísimos ‘manolos’, los zapatos de tacón de Manolo Blahnik. ¿Nos acompañas a repasar algunas de sus joyas más emblemáticas que a día de hoy siguen marcando tendencia?

sibela-blog-anillo-deep-sea-azul-carrie-bradshaw

Su anillo de compromiso

Aunque no forma parte de la serie, el anillo de compromiso que Big compra para pedirle a Carrie que se convierta en su esposa en la película de Sexo en Nueva York 2, es una pieza inolvidable. La joya llevaba un diamante negro de 5 kts hecho por el diseñador Itay Malkin (responsable también de todas las piezas de la primera película). La pieza cuesta casi 9.000 euros y si Big se decanta por un diseño tan distinto es para destacar que la escritora es única. Además, la propia Sarah Jessica Parker participó en la creación del anillo. Un diseño parecido lo encontraría la neoyorquina con el modelo Deep Sea (56 euros), ya que su gema en azul oscuro y banda de brillantes hacen que sea casi idéntico al de su pedida de mano.

collar-sibila.blog-riviere-carrie-bradshaw

El collar imprescindible

Gran amiga de las superposiciones, a Carrie siempre le ha apasionado combinar collares de perlas con diamantes para todos sus planes. Así que el collar Rivier (136 euros) sería uno de los que primero añadiría al carrito. Esta joya lleva múltiples eslabones y cada uno de ellos engarza una piedra, una gema de 2mm. Elaborado en plata de 925 con baño de rodio, se adapta perfectamente al escote. Y, lo mejor es que el diseño encaja en un look de fiesta o del día a día.

collar-sibela-azul-carrie-bradshaw

Piezas de alto impacto
Diseños que reclaman el protagonismo no faltaban en el joyero de Carrie. Ya fuera en complementos como los gigantescos broches florales o llamativos brazaletes o collares. En el caso de los colgantes, hemos dado con un modelo que enamoraría a la neoyorquina, el collar Renda (35 euros). Esta pieza no pasa desapercibida gracias a la gran gema azul topacio que va rodeada de circonitas en azul claro. Está hecho en plata de 1ª ley y lleva un baño de oro amarillo de 18 kts.

pendientes-sibela-blog-classic-carrie-bradshaw

Unos pendientes versátiles
Con tantas joyas llamativas, la clave de Carrie es apostar por pendientes que acompañen sus diseños más impactantes. Por eso, diseños discretos que suman puntos de elegancia, pero sin llegar a sobrecargar nunca, son su elección favorita. El modelo Classic (36 euros) de Sibela sería el que convencería a la escritora. Este diseño que nunca pasa de moda está hecho en plata de 1ª ley de 925 milésimas con circonitas blancas en talla circular.

sibela-blog-pulsera riviere-carrie-bradshaw

Pulseras para combinar
Nadie representa mejor la tendencia del mix & match como Carrie Bradshaw. A la hora de practicarla con sus joyas, apuesta tanto por collares como por pulseras. Y si hay modelos de Sibela que nos parezcan perfectos para conseguir el mismo efecto, son las pulseras de circonitas. Riviera (96 euros) y Canna (112 euros) son las que parecen diseñados para estar juntas. Multiplicando el brillo de sus piedras al combinar ambas joyas conseguimos que se conviertan en las protagonistas del look.

 

Lascia un commento